Quienes Somos    Congresos    Acción Comunitaria    Familia    Afiliación    Docencia    Contacto Quehacer Femenino
21 de Agosto de 2014 Homepage  
LA ACCION PERFECTA EN NUESTRAS FUERZAS PODEROSAS
Fuerzas poderosas, Jesús nuestro ejemplo
 

Situaciones normales de la vida en las que necesitamos fuerzas

Nacer. Somos forzados a salir del estado de comodidad del útero materno y soportar sucesivas adaptaciones a un nuevo ambiente.

Crecer, Padecemos cambios físicos, mentales y emocionales desde el nacimiento hasta la vejez.

Evolucionar intelectualmente. Ingresamos al ámbito educativo: maternal, prescolar, primario, secundario, universitario, pasando por sucesivas etapas de adaptación, presión, éxito y fracasos, frustraciones y logros.

Evolucionar profesionalmente. Integramos el ámbito laboral, lo que conlleva una búsqueda previa, obtención de empleo, posibles promociones y/o sucesivos cambios hasta alcanzar la jubilación.

Evolucionar afectivamente. Transitamos por diferentes experiencias de vida familia, conocemos a distintas personas, enrablamos amistados, nos enamoramos, nos ilusionamos, nos desilusionamos, nos comprometemos, nos casamos.

Maternidad. Pasamos por embarazos y sufrimos los partos. Llegan los hijos, los mejores entrenadores para adquirir paciencia, sean bebés, pequeños, preadolescentes, adolescentes o adultos, siempre estaremos alerta ante cualquier necesidad de ellos.

El nido vacío. Los hijos se van y paralelamente nuestros padres ancianos necesitan de nuestro cuidado y atención hasta que también nos dejan para siempre. En esta etapa difícil, para vencer la nostalgia y la tristeza Dios nos regala los nietos.

Envejecer. Sufrimos cambios hormonales. El vigor y la energía declinan. Sentimos dolores y malestares. El cuerpo nos da señales de un proceso natural de envejecimiento.

El orden normal de las cosas, desde que nacemos hasta que envejecemos, nos obliga a "ser fuertes" para afrontar los sucesivos cambios que atravesamos en la vida. Si nuestro contexto es saludable y estable lograremos superar con éxito estas situaciones. Sin embargo, cuand ese orden normal se altera, necesitamos "ser muy fuertes" para sobrepasar ciertas crisis de la vida y, a veces, la fuerza natural no alcanza.

Ana María Padalina
Miembro de la Iglesia Bautista Cristo Vive-Casa de Restauración, Rosario.
Certificado en Biblia del IET del Litoral - Certificado de PROFORME
Integrante del Ministerio de Educación Cristiana de su congregación
Profesora/Traductora de Francés
anapadalina@gmail.com

Fragmento del número 223 de  2014 pág. 2, 3 y 4.

 


Jesús stilling the tempest, Gustav Doré





Mujeres Bautistas Argentinas
Virrey Liniers 42 - Piso 4 | Capital Federal | Tel: 54 011 4864-2711 Int.120
Copyright 2011 Mujeres Bautistas Argentinas . Todos los derechos reservados

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player