Quienes Somos    Congresos    Acción Comunitaria    Familia    Afiliación    Docencia    Contacto Quehacer Femenino
23 de octubre de 2015 Homepage  
Monitoreo de Ruta de Crecimiento
La única manera de encontrar sentido a los fracasos es aprender de ellos. Tal vez por eso Jesús dijo que no entraríamos en su Reino si no nos volvíamos como niños. Los estudiosos de las conductas del ser humano coinciden en que los niños aprenden por acierto-error o error-acierto.

Debemos tener en cuenta dos conceptos que van junto a los límites y el entrenamiento o disciplina: comunicación y consolidación.

Autores contemporáneos nos ayudan y debemos solucionar lo que faltó en nuestra educación consultando, leyendo, observando a quienes tienen buenos resultados. Se cree que la lectura, la narración canto y juegos, lo que se conoce como estimulación temprana, produce en los niños una mayor capacidad de comprensión y comunicación. Algunos se arriesgan a decir que aún antes de nacer son beneficiados oyendo la voz de sus padres hablando o cantando, ¿orando también?, sin duda.

Para tener en cuenta:
1. Entre 1 año y 1 año y medio el bebé puede usar unas 50 palabras pero entiende y graba mucho más. Tambiñen obedece consignas sencillas y 100 por 100 te imitará en lo que hagas, bueno o malo. Le encantará el sonido de tu voz y que le leas o relates historias. ¿Qué mejor que la Biblia?, también que le cantes. No pierdas esta oportunidad y si sos abuela, ¡mucho más!.

2. Los terribles 2 años, como los llama Dobson, serán para probarte. Sé firme en tus órdenes evaluando que sean pautas de bien absoluto y ofreciéndole otra posibilidad en las que son variables para que aprenda a elegir bien. Lo mismo harás cada vez que prueben tu autoridad y los valores que defendés.

3. A partir de los 3 años entenderá conceptos, verbos y adjetivos: está limpio, guardamos los juguetes acá y la ropa allí. Supervisá lo antes posible lo que mira y con quién se relaciona. Ya debe saber que tiene partes privadas y no debe ceder por ninguna amenaza ni recompensa.

4. El tiempo corre, a los 10 años y sin presiones excesivas debe haberse entrenado para levantarse a horario y contento (será necesario que respetes sus 8 horas de descanso), cuidar su higiene, guardar sus cosas y pedir permiso si va a tocar las ajenas, saludar y participar en decisiones respetando lo que los padres aconsejan, hacer sus tareas y ayudar en las de otros, dar cuenta del uso del dinero que se le confía, reflexionar y resolver los caprichos, preparar solo su mochila, leer buenos libros, respetuosamente rechazar los malos (igualmente con juegos y programas que hayan evaluado juntos), comunicarse correctamente con familiares y amigos, avisando si hay cambio de planes.

Debemos tener en cuenta dos conceptos que van junto a los límites y el entrenamiento o disciplina: comunicación y consolidación.
En el proceso comunicativo la información es incluida por el emisor en un paquete, canalizada hacia el receptor a través del medio. Una vez recibido, el receptor decodifica el mensaje y proporciona una respuesta. Dios es el emisor y nos encarga a la familia ser transmisores del "manual para el usuario".

Consolidación significa aliviar, calmar, apaciguar. La proyección de Dios, su cualidad proyectada para la familia, tiene reglas, tiene límites, tiene comunicación y tiene consolidación. No falta nada, san Pablo diría que podemos consolar con la consolación con que somos consolados. El pastor Roberto Passo hablaba de Jesús tomando los niños en brazos y bendiciéndolos. Abrazar, dice, da sin palabras cuatro cosas: aceptación, valorización, seguridad, amor.

Elisabet Romanenghi de Prokopchuk
Pastora de la niñez y familia de Iglesia Bautista Pueblo Nuevo
eprokopchuk@yahoo.com.ar

Fragmento de nota extraída de
Revista Quehacer Femenino Nro 228, página 20, 21 y 22



Mujeres Bautistas Argentinas
Virrey Liniers 42 - Piso 4 | Capital Federal | Tel: 54 011 4864-2711 Int.120
Copyright 2011 Mujeres Bautistas Argentinas . Todos los derechos reservados

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player