Quienes Somos    Congresos    Acción Comunitaria    Familia    Afiliación    Docencia    Contacto Quehacer Femenino
01 de enero de 2016 Homepage  
Mujeres que construyen futuro... en santidad
Base Bíblica: 2 Corintios 7.1: "Así que, amadas, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios".

Si unimos las tres ideas tendremos el siguiente resultado: "Mujeres que invierten en una proyección a un mañana inmediato sobre la base estándar del modo de vida establecido en la Biblia (santidad)".

Introducción:
2 Corintios 7.1 comienza como consecuencia de la exhortación que antecede (6.14-18) con una urgente invitación a la santidad (v.1).
"Cuando Pablo dice, tenemos tales promesas, se refiere a las promesas que se mencionan en 2 Corintios 6-16-18. Como Dios es nuestro Padre y somos sus hijos, limpiémonos de toda contaminación de carne y espíritu. Dios es santo; por lo tanto, nosotros también debemos ser santos (1 Pedro 1.14-16). Hay pecados de la carne y pecados del espíritu; debemos ser limpiados de ambas clases de pecados. Porque nuestra santidad debe ser perfecta".

Los pecados del espíritu son tales cosas como la incredubilidad, el orgullo, el descontento, la crítica, la idolatría. El espíritu mencionado aquí es el espíritu humano. Todos los pecados surgen en el corazón y la mente del hombre pero, algunos involucran especialmente el cuerpo del hombre, mientras que otros involucran en especial el espíritu del hombre.

Las ¨promesas¨ a las que alude son las de ser acogidos por el Dios Todopoderoso como hijos e hijas (2 Corintios 6.17b,18). En virtud de estas promesas, los exhorta a sacudirse toda contaminación de ¨carne y espíritu", ya que ambos son santuario de Dios. Eso se lleva a cabo "perfeccionando la santidad en el temor de Dios", es decir, progresando constantemente en la propia santificación, no por agradarse a uno mismo ni por el qué dirán de los hombres, sino con temor reverencial de Dios, al andar siempre en su presencia (Hechos 12.14; 1 Pedro 1.13-17; 2 Pedro 1.3-11).

Ahora bien, quisiera que tomáramos en cuenta los términos:
Construcción: Cuando hablamos de construcción nos viene a la mente la idea de edificar, nos da la idea de un ordenamiento. Para efectos de esta reflexión, diremos o adjudicaremos a la palabra construcción la idea de "inversión".

Futuro: Es el porvenir, una proyección, un horizonte, es el mañana. Para los efectos de esta reflexión podemos colocarle la idea de "proyección a un mañana inmediato".

Santidad: Es lo recto, lo perfecto, virtud que se puede observar a través del carácter. Para efectos de esta reflexión, podemos colocar la idea de "estándar de modo de vida establecido en la Biblia".

Si unimos las tres ideas tendremos el siguiente resultado: "Mujeres que invierten en una proyección a un mañana inmediato sobre la base estándar del modo de vida establecido en la Biblia (santidad)".
Veamos entonces mis amadas hermanas, qué es "construir futuro en santidad" o "invertir en una proyección a un mañana inmediato sobre la base estándar del modo de vida establecido en la Biblia".

Construir futuro en santidad es:
1. Invertir tiempo en estudiar y profundizar la Palabra de Dios. Tomar la Palabra de Dios como lo esencial para nuestra santificación.
2. Debemos responder a Dios con un servicio digno y una obediencia incndicional.
3. Dejar un legado de virtud, de santidad.

 

Sara Mendoza de Barrios
Presidente UFBAL Argentina, Julio 2015
Extracto de nota extraída de Revista
Quehacer Femenino Nro 229, página 23



Mujeres Bautistas Argentinas
Virrey Liniers 42 - Piso 4 | Capital Federal | Tel: 54 011 4864-2711 Int.120
Copyright 2011 Mujeres Bautistas Argentinas . Todos los derechos reservados

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player